Un incendio aún no controlado destruyó cerca del 80 por ciento de la vegetación del Parque Natural de Rola Moça, la principal reserva ambiental de la ciudad brasileña de Belo Horizonte, informaron hoy los bomberos.

Este parque, con 3.941 hectáreas de extensión y protegido por el gobierno regional del estado de Minas Gerais, se extiende por varios municipios del área metropolitana de Belo Horizonte, la capital regional.

El incendio comenzó el pasado viernes y hasta ahora no ha sido totalmente controlado por los bomberos, que a primera hora de este lunes, auxiliados por dos helicópteros, reiniciaron las tareas de combate a las llamas.

El fuego llegó a amenazar a algunos condominios privados en áreas vecinas al parque y varias personas tuvieron que abandonar provisionalmente sus casas.

La reserva ambiental afectada mezcla vegetación del Bosque Atlántico brasileño y del Cerrado (Sabana) y le sirve de refugio a especies amenazadas de extinción como el jaguar pardo y el lobo guará.

La población de Minas Gerais también está amenazada por otro incendio forestal que comenzó el jueves de la semana pasada y ya destruyó unas 500 hectáreas de la Sierra del Cipó, una importante reserva ambiental a unos 90 kilómetros de Belo Horizonte.

Los bomberos calculan que cerca de 6.500 hectáreas de reservas ambientales en Belo Horizonte o próximas a la ciudad ya fueron destruidas por los incendios forestales este año.

Estos focos de fuego, de los que se han registrado 1.931 casos desde mediados de agosto, son consecuencia de la falta de lluvias en las últimas semanas en diversas regiones de Brasil.

Brasilia, la capital del país, sufrió 107 días de sequía hasta anoche, cuando finalmente comenzó a llover.

A mediados de este mes, grandes áreas del Parque Nacional de Brasilia también fueron consumidas por un incendio de grandes proporciones.