El receptor venezolano Yorvit Torrealba conectó dos jonrones, incluido un grand slam, para ser el mejor bate latinoamericano en la jornada del béisbol profesional de las Grandes Ligas.

Mientras que su compatriota, el relevista Franklin Morales, iba a protagonizar la victoria clave que mantuvo con vida a los Medias Rojas de Boston en la lucha por el comodín de la Liga Americana.

Torrealba (7) se encargó de dejar en buen lugar el bate latinoamericano al mostrar todo su poder después de pegar un grand slam y un vuelacercas para llevar a los Vigilantes de Texas al triunfo de 12-5 ante los Marineros de Seattle.

Esta vez Torrealba dirigió la victoria de la novena tejana, al pegar los dos cuadrangulares contra el relevista Steve Delabar en el sexto y séptimo episodio dos cuadrangulares, el primero de ellos en el sexto episodio, respectivamente.

El bateador designado dominicano Adrián Beltré (30) también sacó la pelota del campo, lo hizo en la segunda entrada contra la serpentina del abridor Charlie Furbush, sin corredores en circulación.

Pero en el montículo brilló la serpentina de Morales, que se hizo del triunfo de los Medias Rojas, que se impusieron en el decimocuarto episodio por 7-4 a los Yanquis de Nueva York para mantenerse líderes en la carrera por el comodín de la Liga Americana.

Morales (1-1) lanzó dos entradas con eficacia para permitir un imparable, dio dos pasaportes y retiró a dos bateadores rivales por la vía del ponche.

El venezolano dominó a nueve bateadores de los Yanquis con 44 lanzamientos, 26 a la zona perfecta del strike, y dejó en 3,62 su promedio de efectividad.

Pero la batería latinoamericana se mantuvo presente con el primera base venezolano Miguel Cabrera, que encabezó un poderoso ataque de cuatro jonrones para llevar a los Tigres de Detroit a un triunfo por 10-6 sobre los Orioles de Baltimore.

Cabrera (29) pegó batazo de vuelta entera con un corredor en circulación en el primer episodio al descifrar los lanzamientos del abridor Brian Matusz, que buscaba el tercer "out".

Su compatriota, el bateador designado Víctor Martínez (12) también castigó a Matusz con batazo de cuatro esquinas.

Martínez sacó la pelota del campo en el quinto episodio, aprovechando que tenía a dos corredores en circulación.

También el parador en corto dominicano Jhonny Peralta (20) pegó vuelacercas.

Peralta castigó al cerrador Chris Jakubauskas en el octavo episodio, sin corredores en los senderos, ni outs en la pizarra.

El receptor venezolano Miguel Montero pegó doble de dos carreras para ayudar a los Cascabeles de Arizona a acreditarse un triunfo por 6-2 sobre los Gigantes de San Francisco.

En el primer episodio Montero se encargó de iniciar el ataque pegando doble remolcador de dos carreras.

Por los Gigantes el guardabosques puertorriqueño Andrés Torres (4) y su compatriota el jardinero Carlos Beltrán (22) pegaron sendos cuadrangulares.

Torres lo hizo en el sexto episodio castigando la serpentina de Collmenter, sin corredores en circulación.

Mientras que Beltrán (22) pegó batazo de vuelta entera en elsexto episodio, solitario.

Otro venezolano que hizo sonar el bate fue el receptor Wilson Ramos, que lideró el ataque con batazo de cuatro esquinas, y lo siguió el guardabosques Michael Morse con otro cuadrangular para darle a los Nacionales de Washington un triunfo por 3-0 sobre los Bravos de Atlanta.

Ramos (15) fue el encargado de iniciar el ataque con batazo de vuelta entera en el cuarto episodio.

El receptor venezolano castigó al abridor Mike Minor al sacarle la pelota del campo en la cuarta entrada, cuando no había corredores en los senderos y el lanzador estaba tratando de poner fin al episodio sacando el tercer out.

La dupla puertorriqueño-dominicana que integraron el receptor boricua Yadier Molina y el parador en corto Rafael Furcal fue la clave para llevar a los Cardenales de San Luis a una victoria por 3-2 sobre los Cachorros de Chicago.

Molina (14) pegó batazo de vuelta entera en el séptimo episodio sin corredores en circulación.

El boricua cazó los lanzamientos del abridor Randy Wells en la séptima entrada para desaparecer la pelota del campo, solo.

Mientras que Furcal (8) también sorprendió a Wells, pero lo hizo en el octavo episodio.

El dominicano botó la pelota a la calle contra Wells, sin corredores en el camino, sin outs en esa entrada, pero marcó la carrera que selló el triunfo de los Cardenales.

La victoria se la acreditó el relevo dominicano Octavio Dotel (3-2) en dos tercios de entrada, ponchando a uno.

El bateador designado puertorriqueño José Posada pegó batazo de cuatro esquinas para llevar a los Yanquis de Nueva York a un triunfo por 6-2 sobre los Medias Rojas de Boston, en el primer juego de la doble cartelera.

Posada (14) castigó con el poder de su bate al pegar en el tercer episodio sobre la serpentina del abridor Tim Wakefield. El designado superó los lanzamientos de Wakefield cuando tenía a un corredor en el camino, y un out en la pizarra.