La figura del veterano Tony Stewart volvió a surgir como la triunfal por segunda semana consecutiva en la competición automovilística NASCAR al conseguir vencer en la prueba disputada en el circuito de New Hampshire.

La victoria le permitió también pasar a ocupar el primer lugar de la clasificación en la lucha por el título nacional de la "Chase" que defina al campeón de la Copa Sprint dentro de la Copa Sprint.

Stewart se apuntó también la segunda carrera del Chase gracias a que supo dosificar mejor el combustible al superar en la recta final a Clint Bowyer, que no tuvo suficiente cuando faltaba una vuelta para concluir la prueba.

Al margen del gran triunfo de Stewart, que ya es el nuevo líder de la clasificación, el piloto colombiano Juan Pablo Montoya, que había salido en el puesto 31, hizo una gran carrera para concluir la prueba en el noveno puesto.

La buena clasificación en la prueba para Montoya no le significó cambiar en la posición de la clasificación general que sigue siendo la decimonovena con 745 puntos, 1.349 menos que Stewart.

El corredor estadounidense que no había ganado desde el año pasado una carrera ha encontrado su mejor momento, al igual que todo su equipo, para conseguir los triunfos en el momento que más valen, en las últimas 10 pruebas de la temporada NASCAR, cuando se define con la "Chase" la lucha por el título nacional.

Además esta vez el resultado tuvo doble motivo de satisfacción para Stewart porque hace un año, en el mismo escenario, él fue quien se quedó sin combustible en la penúltima vuelta y el triunfo se lo quedó Bowyer, que esta vez le tocó vivir la experiencia contraria.

Stewart, que hace unas semanas había considerado su temporada como muy negativa por el rendimiento del coche, la mala suerte y las malas carreras que hizo, admitió al concluir la prueba que había que verlo para creerlo.

El corredor estadounidense, que ha ganado dos veces la copa, se convierte en el segundo piloto en la historia de la serie de la "Chase" de 12 pruebas, con las que se cierra la temporada automovilística de la NASCAR, que logra al comienzo dos triunfos consecutivos.

El segundo clasificado iba a ser Brad Keselowski, seguido por Greg Biffle, Jeff Gordon quedó cuarto, Brian Vickers (5), Matt Kenseth (6), David Ragan (7), Carl Edwards (8), Montoya (9) y Regan Smith (10).