El primer ministro norcoreano llegó a China el lunes en una visita que refleja la dependencia económica de Pyongyang de su poderoso vecino y que se realiza en medio de esfuerzos de Beijing para alentar nuevas conversaciones a fin de que Corea del Norte ponga fin a sus programas nucleares.

El primer ministro Choe Yong Rim tenía previsto entrevistarse con el presidente Hu Jintao y el primer ministro Wen Jiabao. Su viaje sigue a la firma de acuerdos sobre zonas de desarrollo en su frontera los cuales forjan una mayor dependencia norcoreana de China.

Beijing espera que esos proyectos contribuyan a estabilizar la economía de Corea del Norte y lleven a Pyongyang a comprometerse a mantener la paz en la región.

China actualmente abarca el 57% del comercio exterior de Corea del Norte, mientras que Corea del Sur ha visto reducir su balanza comercial a 31% el año pasado, según informó el ministerio de unificación surcoreana.

Las relaciones norcoreanas con China se han intensificado en proporción con su alejamiento de Corea del Sur agravado por los ataques mortíferos del año pasado.

El líder norcoreano Kim Jong Il ha realizado visitas frecuentes a China.