Un fiscal planea girar instrucciones a la policía para que investigue al presidente de la Confederación Brasileña de fútbol Ricardo Teixeira por una transferencia de dinero que presuntamente provino de sobornos.

El fiscal Marcelo Freire confirmó el lunes que le pedirá a la policía federal que investigue si Teixeira transfirió ilegalmente dinero a Brasil tras presuntamente aceptar sobornos de un ex socio de mercadeo de la FIFA en la década de los 90.

La BBC acusó a Teixeira de ser uno de los miembros de la FIFA involucrados en un trama de corrupción, pero el organismo rector del fútbol le absolvió de culpa.

La fiscalía dijo en una declaración a The Associated Press que el pedido de investigación policial de las circunstancias que rodearon la transferencia de dinero será hecho en los próximos días.

La policía está obligada a investigar el caso, y el resultado pudiera absolver a Teixeira o llevar a cargos en su contra, además de dar a conocer más detalles sobre las acusaciones de corrupción hechas por la BBC.

La pesquisa pudiera durar meses, de acuerdo con la fiscalía.

Teixeira preside el comité organizador para la Copa del Mundo de 2014, el primero cuando Brasil será sede por primera vez desde 1950.

Mandamás del fútbol brasileño, Teixeira ha sido criticado por la prensa local por presuntas irregularidades desde que asumió las riendas de la federación en 1989. El Congreso brasileño ha investigado dos veces a Teixeira, pero las pesquisas nunca se completaron.

Se han producido algunas protestas de los hinchas, incluyendo marchas contra Teixeira y campañas de repudio en las redes sociales.

"Siempre sale algún tipo de acusación en su contra, pero nunca podrán demostrar porque nunca ha hecho algo malo", dijo el portavoz de la Confederación brasileña, Rodrigo Paiva. "Teixeira no ha sido encontrado culpable de nada en ninguna parte del mundo".

Teixeira fue acusado recientemente de conducta inapropiada por el ex presidente de la Asociación de Fútbol de Inglaterra, David Triesman, quien dijo que durante una pesquisa parlamentaria británica que Teixeira y otros miembros del comité ejecutivo de la FIFA cometieron actos inapropiados durante el proceso de selección de la sede de la Copa Mundial del 2018.

La FIFA absolvió a Teixeira de las acusaciones, y el funcionario brasileño dijo que las acusaciones surgieron porque los ingleses estaban furiosos por no haber conseguido la sede.