Los 21 frigoríficos paraguayos con certificación internacional cerraron temporalmente sus puertas debido a la suspensión de exportaciones de carne bovina por un brote de aftosa.

En tanto, el gobierno pidió a los empresarios el adelanto de vacaciones pagadas para sus 6.000 empleados, informó el lunes en conferencia de prensa el ministro de Justicia y Trabajo Humberto Blasco.

Al fisco paraguayo ingresaron en 2010 unos 800 millones de dólares por venta de productos bovinos a 67 mercados del exterior, pero la semana pasada se suspendieron los envíos al detectarse aftosa en 13 de un hato de 819 vacunos en una hacienda del norteño departamento de San Pedro.

Las autoridades terminaron el domingo último el sacrificio de los 819 animales mediante el denominado "rifle sanitario" y decretaron el bloqueo sanitario de la zona a fin de evitar la propagación del virus.

La aftosa produce llagas en el hocico de las reses, fiebre alta y desprendimiento de las pezuñas. El virus no afecta al ser humano pero es obligatorio el sacrificio para evitar la rápida expansión de la infección.

"El lunes temprano tuvimos una reunión tripartita los representantes de frigoríficos, trabajadores y el ministerio. La situación es grave porque los establecimientos manufactureros (21 en total) sólo se dedican a la exportación de carne. Entonces, al suspenderse la venta al exterior, no hay trabajo", explicó Blasco.

No obstante, comentó que "propusimos a los empresarios medidas alternativas, de emergencia, para ayudar a los empleados ante la desocupación temporal: octubre, vacaciones pagadas; noviembre, pago adelantado del aguinaldo; y diciembre, el gobierno entregará a los trabajadores bolsas de alimentos como un subsidio al desempleo".

Advirtió, sin embargo, que "ese subsidio alimenticio no tiene financiación en la actualidad, así que el gobierno tendrá que buscar recursos. Y para enero próximo esperemos que se reinicien los trabajos".

Jorge Alvarenga, secretario general de la Central Nacional de Trabajadores, una de las siete organizaciones que aglutinan a diferentes sindicatos, dijo en conferencia de prensa que "no es justo que el gobierno, con dinero del pueblo, realice un subsidio a los desempleados de frigoríficos cuyos propietarios ganan millones de dólares anualmente".

"Este es el momento en que esos frigoríficos deben compartir sus millonarias ganancias con sus empleados", acotó.

Sin embargo, abogados de los frigoríficos sólo señalaron que llevarán a sus clientes la propuesta del ministerio y el miércoles informarán si la aceptan, rechazan o presentan un plan diferente de asistencia a los desocupados.