Miles de hondureños marcharon hoy clamando por paz en su país y el cese de la violencia, con ocasión del Día de la Biblia que se conmemora el último domingo de septiembre.

En Tegucigalpa la marcha fue promovida por la Confraternidad Evangélica de Honduras, que organizó manifestaciones en diferentes sitios de la ciudad con mensajes alusivos a la paz e invitando a la población a leer La Biblia.

Las marchas iniciaron hacia las 14.00 hora local (20.00 GMT) con la participación de hombres, mujeres y niños, algunos vestidos de blanco y muchos portando pancartas, pañuelos del mismo color, la bandera de Honduras en azul y blanco y el libro de La Biblia.

El pastor religioso y expresidente del Consejo Nacional Anticorrupción, Oswaldo Canales, dijo a los periodistas que los hondureños necesitan estar más cerca de Dios y que La Biblia ayuda a ese propósito.

"La Biblia es para encontrarnos con Dios, con nosotros y con los demás, con la familia", subrayó Canales, quien también abogó por el cese de la violencia en el país centroamericano, que diariamente está dejando una veintena de muertos, según organismos de derechos humanos.

Algunos evangélicos en Tegucigalpa portaban mensajes como "Dios bendice a Honduras", "No más violencia" y "Queremos paz", además de entonar cánticos religiosos.

La conmemoración del Día de La Biblia inició el sábado en varias ciudades de Honduras y continuó hoy.