Más del 80 por ciento de los estadounidenses está descontento con la forma en que se gobierna su país, una apreciación negativa sin precedentes que afecta tanto a los políticos demócratas como a los republicanos, revela una encuesta de la firma Gallup divulgada hoy.

Sólo el 19 por ciento de los encuestados mostró una actitud positiva hacia el gobierno -incluidos el Poder Ejecutivo, Poder Legislativo y los partidos políticos-, un descenso considerable respecto a 2009, cuando la aprobación era del 44 por ciento y el descontento del 56 por ciento.

Gallup indicó que ese descontento lo comparten el 65 por ciento de los demócratas y el 93 por ciento de los republicanos.

"Esto quizá refleja la distribución de poderes en Washington, donde los demócratas controlan la Casa Blanca y el Senado, y los republicanos controlan la Cámara de Representantes", señaló la firma encuestadora.

"Los partidarios en ambos bandos pueden echarle la culpa 'al gobierno' sin culpar, necesariamente, a su propio partido", añadió.

Según la encuesta, el 82 por ciento de los estadounidenses reprueba la forma en que el Congreso desempeña su labor y el 69 por ciento tiene poca o ninguna confianza en el poder legislativo, una opinión negativa sin precedentes.

La encuesta pinta un panorama decepcionante del momento político en Estados Unidos: el 57 por ciento de los entrevistados tiene poca o ninguna confianza en que el gobierno federal resuelva los problemas del país y el 53 tiene poca o ninguna confianza en los políticos que buscan el voto.

El sondeo de opinión se llevó a cabo entre el 8 y el 11 de septiembre, consistió en entrevistas telefónicas con 1.017 adultos en los 50 Estados y el Distrito de columbia y admite un margen de error de más o menos 4 puntos porcentuales.