Manny Ramírez afirmó el lunes que duda pueda jugar con las Aguilas Cibaeñas en el béisbol invernal de la República Dominicana debido a que el proceso de sacarlo de la lista de inelegibles de Grandes Ligas es prolongado.

"Los abogados están hablando con ellos (MLB) pero creo que no se va a poder porque es un proceso lento", dijo Ramírez en una entrevista desde Miami con la emisora dominicana, 104.5 FM.

El ex jugador de los Rays de Tampa Bay no informó cuánto tiempo se toma el proceso para poder reintegrarlo al béisbol.

Las Grandes Ligas informaron la semana pasada que Ramírez no podía jugar en ninguna liga afiliada a MLB tras haber anunciado su retiro luego de arrojar positivo a dopaje por segunda vez en su carrera y antes de enfrentar una suspensión de 100 partidos.

Ramírez, sin embargo, expresó que de no poder ver acción en la venidera campaña invernal, tratará de hacerlo el año siguiente.

"(El presidente de las Aguilas) Chilote (Llenas) y yo hicimos un contrato verbal pero cuando se supo, el comisionado se pronunció directamente de que no podía jugar en la Republica Dominicana. Mis abogados están trabajando para ver si se puede resolver, sino será jugar el próximo año", agregó.

Sobre sus intenciones de jugar béisbol profesional ya sea en las Grandes Ligas o en Japón en el 2012, prefirió no hablar del tema.

"Esa respuesta se la voy a dejar al futuro, dejaré que mis abogados sigan trabajando para ver lo que sucede, pero no sé si se va a poder. Estoy trabajando y si no se puede este año, trabajar para el próximo año", sostuvo.

También reafirmó su deseo de jugar en la República Dominicana.

"Quiero que mi fanaticada sepa que realmente quiero jugar en el país. En el pasado mis contratos millonarios no me permitían jugar en el país, ahora quiero, pero está el problema con el comisionado", finalizó.