El comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, aseguró hoy que la Unión Europea (UE) está dispuesta a ser "flexible" de cara a los esfuerzos de Rusia para convertirse en miembro de la Organización Mundial del Comercio (OMC), pero advirtió de que ese país deberá respetar sus compromisos y obligaciones.

"Creemos que un acuerdo apropiado sería bueno para Europa y bueno para Rusia, en el marco de un sistema multilateral de comercio", destacó el comisario europeo en una rueda de prensa al término de un Consejo de Ministros de Comercio de la UE que analizó el estado de las conversaciones con Rusia de cara a su ingreso en la OMC.

En ese sentido, recordó que la semana pasada se registraron "progresos significativos" en conversaciones mantenidas con el viceprimer ministro ruso, Ígor Shuválov.

De Gucht dejó claro que "si la UE debe mostrar flexibilidad, estamos preparados para ello", pero precisó que "es igualmente verdad que Rusia debe cumplir sus obligaciones y compromisos".

Moscú pretende lograr en la próxima conferencia ministerial de la OMC, que se celebrará del 15 al 17 de diciembre en Ginebra, el apoyo político necesario para su adhesión al organismo.

El secretario de Estado polaco de Comercio, Marcin Korolec, cuyo país preside este semestre la UE, aseguró por su parte que la conferencia de la OMC podría ser un "momento clave" para el acceso de Rusia, aunque matizó que ése es un asunto "sobre el que todavía hay que trabajar".

Entre los asuntos que aún quedan por resolver entre la UE y Rusia para el acceso de éste a la OMC, destaca la conformidad con las medidas de Ginebra en materia de inversiones relacionadas con el comercio en el sector del automóvil, la administración de las cuotas de exportación de madera o la conformidad con las medidas sanitarias y fitosanitarias.

Preguntado por las preocupaciones de Europa por su industria automovilística en el contexto de la negociación con Moscú, De Gucht evitó entrar en detalles y simplemente recalcó que "Rusia debe respetar sus compromisos y nosotros haremos lo mismo".

A su llegada al Consejo, el ministro alemán para Asuntos Económicos y Tecnológicos, Jochen Homann, rechazó las exigencias de Rusia para que haya inversiones en la producción automovilística antes de levantar las restricciones para la importación de coches.

Otro de los aspectos que obstaculizan el acceso de Rusia a la OMC es la posición de Georgia con respecto al comercio entre Rusia y las regiones separatistas de Abjasia y Osetia del Sur.