La empresa estadounidense Eastman Kodak se desplomaba hoy en la Bolsa de Nueva York cerca del 25 % mientras aumenta el pesimismo entre los inversores acerca de la transformación de la compañía tras conocerse que ésta pidió un préstamo de 160 millones de dólares contra su línea de crédito.

Las acciones de la veterana compañía caían el 23,94 % cerca ya de la media sesión de este lunes en Wall Street, donde se cambiaban a 1,81 dólares cada una, un precio que refleja que sus títulos acumulan una devaluación de alrededor del 65 % en lo que va de año.

El desplome de las acciones de Kodak, con sede en Rochester (Nueva York), se produjo en la primera sesión bursátil desde que la firma reconociera el viernes ante la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC) que se le ha concedido un préstamo de 160 millones de dólares "con propósitos corporativos".

Según la documentación que la conocida compañía presentó ante la SEC, el préstamo presenta un interés del 1,5 % más el tipo de interés básico y Kodak podrá devolver el crédito "en cualquier momento y sin penalización".

Los inversores respondieron a la noticia del nuevo préstamo con escepticismo, debido a que lo vieron en su mayoría como una señal de que Kodak tiene problemas de liquidez en sus esfuerzos por volver a los beneficios con inversiones en sus segmentos de impresión por inyección de tinta y otras apuestas digitales.

La petición del préstamo tiene lugar después de que el pasado agosto la firma iniciara el proceso de venta de su más de un millar de patentes tecnológicas para digitalizar imágenes en un intento por sacar provecho de la gran demanda existente en el mercado y dar impulso a la transformación de su modelo de negocio.