El huracán Hilary provocó el lunes oleaje fuerte y corrientes peligrosas de retroceso en las playas del noroeste de México en el océano Pacífico, informaron meteorólogos.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos dijo que Hilary recuperó fuerza y se mantiene como un huracán de categoría 3 en una escala internacional ascendente de cinco niveles. Por la tarde presentaba vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora (135 millas por hora), por encima de los 205 kph (125 mph) de unas horas antes.

Hilary es un huracán pequeño con el vórtice a unos 820 kilómetros (510 millas) al sur-suroeste del extremo sur de la península de Baja California, en el noroeste de México. El meteoro sigue desplazándose hacia el oeste a una velocidad de 16 kph (10 mph).

De acuerdo con el pronóstico, Hilary podría virar hacia el noroeste y debilitarse en los próximos días. Por ahora no se prevé que toque tierra.

En tanto, el meteoro Ofelia es ahora un remanente de tormenta tropical en el Atlántico. La tormenta tropical Philippe se desplazaba en el mismo océano y tampoco se prevé que toque tierra.