La Comisión de Valores de EE.UU. investiga a la calificadora de crédito Standard & Poor's, que en agosto bajó la asignación de la deuda soberana estadounidense, según informó hoy McGraw-Hill, dueña de la agencia.

La comisión, conocida por sus siglas en inglés SEC, notificó a McGraw-Hill que inició una revisión de las calificaciones que Standard & Poor's emitió en 2007 sobre certificados de deuda garantizados con hipotecas múltiples.

Estos certificados, conocidos como CDOs, se revalorizan si el prestatario los paga, y al contrario, pierden valor si no reembolsa el préstamo.

El detonante de la crisis financiera de 2008 fue el colapso del mercado de títulos respaldados por hipotecas múltiples.

La notificación de la SEC no implica necesariamente que haya habido irregularidades.

Las prácticas de Standard & Poor's y de otras de las mayores agencias calificadoras de crédito han sido cuestionadas tanto en los mercados financieros como en el Congreso de EE.UU. porque esas agencias reciben pagos de las mismas entidades a las que califican.

En la primera semana del pasado agosto, S&P rebajó la calificación del crédito de EE.UU. de AAA a AA+, la primera disminución del crédito soberano estadounidense desde 1917.