El presidente del Sindicato de Trabajadores del Automóvil, Bob King, se suma hoy a las negociaciones del convenio colectivo con Ford mientras continúa la votación de los trabajadores de General Motors sobre un nuevo acuerdo.

"Las negociaciones financieras de alto nivel comienzan el lunes", indicó en su página de Facebook Jimmy Settles, quien encabeza el equipo negociador de la empresa con el sindicato, conocido por su sigla en inglés UAW.

La semana pasada, los trabajadores de la planta de GM en Flint -que emplea a 2.513 personas- y los de Lansing (830 empleados) en Michigan aprobaron el nuevo convenio de cuatro años que debe ser ratificado por una mayoría de los 48.500 trabajadores representados por UAW.

La mayor parte de la fuerza laboral de General Motors votará entre hoy y mañana sobre el convenio colectivo y el período para la ratificación concluye el miércoles en la mañana.

El nuevo contrato asegura más puestos de trabajo para las plantas en Estados Unidos y proporciona cheques de participación de ganancias más jugosos, pero no restaura algunos beneficios que los trabajadores mucho defendieron y han perdido, como los aumentos de sueldos de acuerdo con el índice del costo de vida.

Bajo el nuevo convenio, los trabajadores contratados en puestos de entrada y que ahora ganan aproximadamente la mitad de la remuneración del trabajador veterano recibirán un aumento de 2 a 3 dólares por hora en los próximos cuatro años.

Otros incentivos para la aprobación del convenio incluyen un bono de 5.000 dólares -si el pacto se ratifica- y otra "compensación por inflación" de 1.000 dólares una vez al año por cada uno de los años de duración del convenio.

Ahora UAW se ha concentrado en las negociaciones con Ford, después de que extendiera su contrato con el grupo Chrysler, controlado por la Fiat, y el pacto tentativo con GM. A diferencia de Chrysler y GM, Ford no recibió fondos de salvamento por parte del Gobierno de EE.UU.

En un paso positivo hacia un entendimiento, Ford aceptó la extensión hasta el 19 de octubre del convenio colectivo que debía expirar esta semana.

Los costos de mano de obra de Ford son más altos, según la empresa, con un promedio de 58 dólares por hora, comparados con 56 dólares para GM, y 50 dólares para Chrysler.

Tradicionalmente, UAW ha negociado primero un acuerdo con General Motors, o con Ford, o con Chrysler y ha usado ese convenio como modelo para los otros dos.