El lavado de dinero está aumentando en los países americanos, muestra más creatividad para enfrentar los controles y su influencia en las campañas electorales genera mucha preocupación, señalaron hoy banqueros y expertos en un encuentro sobre este delito en El Salvador.

El lavado "está incrementándose, se han dado más casos" en los últimos años, aunque "no puedo dar estadísticas específicas", declaró a periodistas el director ejecutivo del Grupo de Acción Financiera del Caribe (Gafic), el trinitense Calvin Wilson.

Sin embargo, matizó que la detección de más casos de lavado de activos "también es una prueba de éxito para la región, porque se han llevado a cabo pasos" conducentes a que las autoridades los investiguen y sancionen.

El titular del Gafic, organismo que califica a los países en el cumplimiento del combate de estos flagelos, inauguró con autoridades y banqueros el foro de capacitación "Unificación de criterios sobre administración de riesgos de lavado de dinero y financiamiento de terrorismo".

Al foro, de un día, asisten ejecutivos bancarios y representantes de instituciones públicas de Latinoamérica.

El presidente de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), el peruano Óscar Rivera, comentó en rueda de prensa que el lavado "preocupa tremendamente" porque cada vez más "se manifiesta con creatividad bárbara por parte de los delincuentes".

"En toda América y en todo el mundo" hay operaciones de lavado "de todo volumen", desde "microdepósitos de dinero de grandes bandas" de delincuentes, cadenas de falsificación y contrabando de medicamentos, ropa, electrodomésticos y otros productos, hasta la trata de personas, apuntó.

Wilson refirió que otras vías del lavado son la industria de la construcción, organizaciones no gubernamentales, compra-venta de joyas de alto valor o cuentas a cargo de abogados y contadores.

Rivera aseveró que "todos" los países americanos son afectados por el lavado, "en diferentes escalas de acuerdo a sus economías".

Consideró que una forma de contrarrestar el lavado es "combatir el consumo" de droga y atacar "a los grandes grupos" de narcotraficantes, "como está pasando en este momento en México, con gran esfuerzo, con gran pérdida de vidas humanas, pero se está yendo justamente a la cabeza".

El presidente de la Felaban dijo a Efe que "hay muchas preocupaciones" en los países americanos por la financiación de campañas electorales con dinero del narcotráfico.

Se necesita una "labor muy fuerte" de las autoridades electorales "porque siempre el blanqueo, el narcoterrorismo, trata de colocarse en el aspecto político, bien al financiar las campañas o colocando más personas en el Congreso por un equis partido", agregó.

Rivera apuntó que actualmente no hay cooperación institucional entre los sistemas bancarios y los organismos electorales para contrarrestar el ingreso de dinero del narcotráfico en las campañas políticas, aunque no descartó una colaboración futura.

Aclaró, sin embargo, que "la investigación del origen de ese dinero dado a los partidos políticos" corresponde en primera línea a los organismos electorales, con base en sus leyes específicas.

En El Salvador, las autoridades no han detectado hasta ahora casos de financiación del terrorismo, pero "sí varios de lavado", dijo el fiscal general de ese país, Romeo Barahona, sin dar detalles.

El presidente de la Asociación Bancaria Salvadoreña, Armando Arias, aseguró que en su país existe la normativa adecuada y que el sistema bancario "está totalmente comprometido" para combatir el lavado y colaborar con las autoridades.

El foro fue precedido, el fin de semana, de un encuentro privado de directivos y administradores bancarios de Latinoamérica que analizaron la situación del sector y su aporte a la estabilidad y el desarrollo económico de la región, según fuentes de la Felaban.