El Independiente viajó hoy a Ecuador con varios suplentes para el choque del miércoles con la Liga de Quito en partido de ida por octavos de final de la Copa Sudamericana, trofeo que actualmente ostenta el equipo argentino.

"Vamos a tratar de hacer un buen partido con la Liga", comentó el técnico de Independiente, Ramón Díaz, quien admitió que su prioridad es el clásico del domingo ante el Racing Club por la décima jornada de la Liga argentina.

"Creo que lo más importante en este momento es el clásico. Este equipo salió campeón internacional hace poco, que no se olviden", apuntó.

Díaz dejó en Buenos Aires al defensa internacional Gabriel Milito, al lateral Eduardo Tuzzio y a los centrocampistas Cristian Pellerano y Facundo Parra, entre otros titulares del equipo, que marcha por la mitad de la clasificación del torneo Apertura de la Primera División argentina.

Para el choque con la Liga de Quito designó una plantilla formada por los guardametas Hilario Navarro y Adrián Gabbarini; los defensas Adrián Argachá, Leonel Galeano, Javier Báez, Carlos Matheu y Julián Velázquez.

Además llevó a los centrocampistas Iván Vélez, Fernando Godoy, Walter Busse, Nicolás Delmonte, Iván Pérez, Osmar Ferreyra y Leonel Núñez, los delanteros Gino Clara, Marco Pérez, Matías Defederico y Brian Nieva.