El joven lateral derecho Mario Fernandes dijo que no se sumará al plantel de Brasil para el amistoso del miércoles contra Argentina porque sufre de estrés y no está en un estado sicológico adecuado para sumarse a la selección.

Fernandes, jugador de Gremio de 21 años, no se presentó el lunes al plantel convocado por Mano Menezes y luego difundió un comunicado en que dijo que problemas personales le causaron "un alto nivel de estrés".

El jugador no dio detalles, pero dijo que sus problemas le impedían dedicarse de lleno a la Verde Amarela. Gremio dijo en un comunicado que Fernandes no descartaba volver a la selección.

Menezes dijo en un parte de prensa que respeta la decisión del defensor, pero dio a entender que no aceptaría este tipo de justificaciones en el futuro.

Fernandes agradeció al entrenador y pidió a la prensa y a los simpatizantes que respetaran su decisión.

En 2009, el jugador fue noticia cuando desapareció durante dos semanas poco después de sumarse al Gremio. Entre temores de un secuestro o accidente, apareció en casa de unos familiares en el estado de Sao Paulo y dijo que estaba deprimido.

Brasil recibe a Argentina en Belén para el segundo partido del Superclásico de las Américas, en que ambos equipos usan jugadores de sus ligas nacionales. Fernandes había sido convocado por primera vez a la selección para el partido de ida, que terminó 0-0 en Córdoba hace dos semanas.