Agentes antinarcóticos se incautaron de un sumergible, con capacidad para transportar unas cuatro toneladas de droga, en la segunda nave de ese tipo que decomisan las autoridades en menos de 48 horas, se informó el lunes.

El narcosubmarino, fabricado de fibra de vidrio y acero, fue descubierto la víspera en zona rural del municipio de Condoto, en el departamento de Chocó, a unos 300 kilómetros al noroeste de Bogotá.

De color gris, con el nombre de "Perla Negra" escrito en letras de molde en color negro sobre la escotilla, el sumergible tiene 14 metros de largo y tres de ancho, con espacio interior para cinco tripulantes, dijo el lunes en conferencia de prensa el coronel Carlos Rodríguez, subdirector de la Policía Antinarcóticos.

Agregó que el aparato --encontrado sobre un riachuelo en un astillero artesanal, podía sumergirse unos cuatro o cinco metros por debajo del agua.

Con un motor y propulsión a diesel, la Policía calcula que podía navegar unos 10 días y disponía de un sistema satelital GPS, un teléfono satelital, sistema interno de ventilación y aire acondicionado. Incluso tenía 10 cilindros de oxígeno para emergencia, aseguró.

"Lo destacable de todo esto es la alta tecnología en la construcción y en la forma en que elaboran o construyen en la selva estos equipos para sacarlos posteriormente al mar y llevarlos por la ruta de Centroamérica para terminar en los Estados Unidos", resaltó el oficial.

La ubicación del aparato, dentro del cual no se encontraron drogas ni tampoco hubo detenidos, fue producto "del trabajo neto de inteligencia" de agentes antinarcóticos, aseguró.

La Policía calcula que un aparato de este modelo totalmente sumergible puede costar unos dos millones de dólares, dijo Rodríguez.

El sumergible fue el segundo decomisado en el país luego de que en febrero la Armada encontró una similar en un río en el departamento de Cauca, en el suroeste del país y sobre la costa del Pacífico.

El viernes la Policía Antidrogas encontró otro de estos aparatos, pero del modelo semisumergible, es decir, que mantiene parte de su estructura afuera del agua.

Ese aparato descubierto el viernes, de 16 metros de largo y 1,80 metros de ancho, tenía mayor capacidad de carga: entre nueve a 10 toneladas de droga, según la Policía.

Rodríguez dijo que tanto el equipo descubierto el viernes como el del domingo pertenecen al frente 33 de las guerrillas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), asociadas con bandas de traficantes para la exportación de cocaína.

Desde 1993, cuando se produjo el primer decomiso de un equipo como lo hallados el fin de semana y hasta ahora las autoridades se han incautado al menos de 66 de estos artefactos.

En lo que va de 2011 han sido decomisados al menos siete semisumergibles y dos submarinos, según información oficial.