El canciller cubano Bruno Rodríguez afirmó el lunes la voluntad de Cuba de establecer un diálogo con Estados Unidos para solucionar asuntos humanitarios e hizo un llamado al presidente Barack Obama para que libere a cinco cubanos presos en el país.

Durante su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, Rodríguez criticó el "inhumano" encarcelamiento de los cinco cubanos convictos de espionaje en el 2001 por tratar de infiltrarse en bases militares estadounidenses, entre otras acusaciones.

Los cinco son considerados héroes en Cuba.

Rodríguez destacó también que Estados Unidos y Cuba pueden encontrar bases de entendimiento en varios temas.

"El gobierno cubano reitera su disposición e interés en avanzar hacia la normalización de relaciones con los Estados Unidos", dijo Rodríguez en la sede de Naciones Unidas.

"Reitero hoy la propuesta de iniciar un diálogo dirigido a la solución de los problemas bilaterales, incluidos los asuntos humanitarios, igual que la oferta de negociar acuerdos de cooperación contra el narcotráfico, el terrorismo, el tráfico de personas, los desastres naturales y la protección del medio ambiente".

Los asuntos humanitarios entre ambos países cobran especial relevancia ahora debido al encarcelamiento en Cuba de Alan Gross, un estadounidense acusado de traer ilegalmente equipos de comunicaciones a la isla mientras se desempeñaba en un programa de fomento a la democracia financiado por la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos.

Gross asegura que sólo intentaba ayudar a que la pequeña comunidad judía de la isla tuviera acceso a internet.

El caso ha perjudicado la posibilidad de mejorar las relaciones entre Washington y La Habana, que durante un breve período parecían encaminarse a un avance después de que Obama asumió el cargo.

Durante una reciente entrevista publicada por el diario The New York Times, Rodríguez no descartó la opción de liberar a Gross bajo razones humanitarias pero indicó que esperaba una actitud recíproca de Estados Unidos.

El lunes el canciller no habló de Gross en su discurso, pero mencionó a los cinco cubanos presos varias veces.

"Están condenados injustamente a penas de máxima severidad, en procesos judiciales espurios, por buscar información sobre la actividad terrorista de grupos que han operado con absoluta impunidad, desde territorio norteamericano, contra Cuba y provocado la muerte o discapacidad de 5.577 de nuestros ciudadanos", dijo Rodríguez.

El político cubano pidió a Obama que use sus facultades para ponerlos en libertad como acto de justicia o gesto humanitario "que sería apreciado profundamente por sus hijos, esposas, madres, padres y por todo nuestro pueblo".

Se espera que uno de los cinco presos, René Rodríguez, sea liberado el 7 de octubre, tras haber cumplido con su condena. Rodríguez ha pasado más de 13 años tras las rejas.

El ministro de Relaciones Exteriores cubano criticó también el lunes el bloqueo económico contra Cuba y destacó que los daños acumulados son de 975.000 millones de dólares, al valor del actual oro.

"El intento de subvertir el orden constitucional elegido libremente por los cubanos se acentúa", dijo Rodríguez.

Durante su discurso, el cubano explicó que el mundo es más inseguro 10 años después de los ataques del 11 de septiembre sobre Nueva York porque Estados Unidos optó por invadir Iraq y Afganistán en lugar de optar por un sistema de cooperación internacional que hiciera frente al terrorismo.

"No pudo ocultarse el uso del engaño, la tortura, los asesinatos o ejecuciones extrajudiciales, la desaparición de personas, las detenciones arbitrarias, los vuelos y las cárceles secretas de la CIA en Europa y otras regiones", dijo Rodríguez.

Oficinas del Departamento de Estado de Estados Unidos no respondieron de forma inmediata a un mensaje dejado por la AP el lunes para pedir reacción al discurso de Rodríguez. Estados Unidos ha dicho varias veces que continuará presionando a Cuba por vías diplomáticas para lograr la liberación de Gross.

El canciller se encuentra en Nueva York con motivo de la reunión anual de la Asamblea. La semana pasada participó en un servicio ecuménico en una iglesia de Manhattan para rezar por la salud del presidente venezolano Hugo Chávez, quien se está sometiendo a sesiones de quimioterapia por un cáncer en la zona pélvica.

___

Claudia Torrens está en Twitter como @ClaudiaTorrens