Un tribunal de la República Dominicana impuso hoy condenas de entre 5 y 15 años de prisión para siete nacionales acusados de lavado de activos y complicidad en la red de drogas que durante diez años dirigió en el país el puertorriqueño José David Figueroa Agosto, preso en la vecina isla.

Entre los condenados a 5 años de reclusión está la amante del capo boricua, Sobeida Félix Morel, quien en mayo pasado se declaró culpable de estos cargos y acusó de estos mismos delitos a los demás implicados en la red de drogas.

La mujer, quien había negociado su caso con el Ministerio Público, también deberá pagar una multa 50 salarios mínimos.

En tanto, su exesposo, Eddy Brito, fue sentenciado a 12 años de prisión tras ser encontrado culpable de lavado de activos procedente del narcotráfico y enriquecimiento ilícito.

Los condenados a 15 años son Mary Peláez, Sammy Dauhajre, Juan José Fernández Ibarra e Ivanovich Smester, también acusados de los mismos delitos, y cuyos abogados anunciaron de inmediato que apelarán las sentencias.

Asimismo, los jueces del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional condenaron a cinco años de prisión domiciliaria a otra de las implicadas, Madeline Bernard Peña, quien resultó herida en el atentado que le costó la vida a su esposo, José Amado González, cuando ambos regresaba a su casa el 24 de diciembre de 2009.

La mujer, que se encuentra en silla de ruedas, no podrá salir del país, según la decisión de los jueces.

Otra de las involucradas en el sonado caso, la expresentadora de televisión local Adolfina Peláez, fue absuelta por falta de pruebas.

Bernard Peña y Peláez, hermana de la también acusada Mary, eran las únicas del grupo que se encontraban en libertad condicional

El proceso contra Figueroa Agosto, calificado de "complejo" por las autoridades, se destapó en septiembre de 2009 cuando el boricua escapó espectacularmente de una persecución callejera en Santo Domingo, el mismo día del decomiso de 4,6 millones de dólares en un vehículo de su propiedad, y del apresamiento de Félix Morel.

El boricua fue capturado en julio del año pasado en San Juan (Puerto Rico), donde se había escapado de una cárcel de máxima seguridad donde enfrenta penas acumuladas por 200 años.

Horas después del apresamiento del narcotraficante se entregó voluntariamente en Puerto Rico Sobeida Félix Morel.

Tras el desmantelamiento de la banda que encabezaba Figueroa Agosto fueron asesinados cuatro hombres, entre ellos el coronel José Amado González, cuando regresaba a su casa el 24 de diciembre de 2009 junto a su esposa, Madeline Bernard Peña.

Las autoridades locales acusan al capo boricua de ordenar esas muertes, por las que son juzgadas otras siete personas en Santo Domingo.