La compañía canadiense Cirque du Soleil celebró en Hollywood el estreno mundial de "Iris", un espectáculo con el que rinde un homenaje acrobático a la historia del cine en el teatro Kodak, el mismo escenario que acoge anualmente la ceremonia de los Óscar.

El evento, que tuvo lugar el domingo, sirvió para presentar oficialmente la nueva apuesta de esa organización que, sin embargo, ya estaba abierta al público desde el pasado mes de julio.

"Iris" fue definido por Cirque du Soleil como una "poética fantasmagoría" que lleva al espectador a través de un "viaje imaginario por la evolución del cine" y comienza desde su etapa fundacional como arte hasta la revolución del sonido.

"Es nuestro tributo a una industria del entretenimiento increíble", dijo Guy Laliberté, fundador de la compañía, en la alfombra roja del evento por la que pasaron invitados como el realizador James Cameron o actrices como Vanessa Hudgens o Christina Hendricks.

La producción contó con la música de Danny Elfman, compositor de numerosas películas de Tim Burton, como "Alice in Wonderland" o "Edward Scissorhands", y la dirección de Philippe Decouflé, quien destacó el elevado nivel de actuación de los más de 70 artistas participantes.

El espectáculo incluye vuelos acrobáticos sobre las butacas del teatro, así como secuencias de acción del género gángster, humor, romance y una pequeña parodia de la entrega de los premios Óscar.

La puesta en escena de "Iris", cuyo montaje costó 60 millones de dólares, requirió la remodelación del teatro Kodak en la que se invirtieron 40 millones de dólares.

"Iris" estará en Los Ángeles hasta el próximo 31 de diciembre.