Después de un arranque de temporada arrollador tanto en la Bundesliga como en Europa, Bayern Munich tratará de poner en su lugar al Manchester City en el partido que se presenta como el más atractivo de la segunda fecha de la etapa de grupos de la Liga de Campeones.

Bayern puso primera en su empeño por una quinta Copa de Europa al darle un baño al Villarreal: un 2-0 como visitante. El equipo bávaro ha marcado 21 goles sin endosar ninguno al hilar seis victorias consecutivos para marcar el paso en la liga alemana.

Sin embargo, el choque del martes como local ante el City, el club inglés que a punta de talonario amenaza con romper el orden establecido del continente, representa el máximo reto para el Bayern en lo que va de esta temporada.

El City, que comparte con su vecino Manchester United la cima de la liga Premier tras seis fechas, no se puede dejar el lujo de ceder puntos en la visita a la Allianz Arena, ya que empezó la andadura en su primera Liga de Campeones con un empate 1-1 de local ante Napoli.

"Por el nivel que hemos demostrado, sólo podemos perder si hacemos mal las cosas", declaró confiado Philipp Lahm, el capitán del Bayern.

Su última víctima en la Bundesliga fue el Bayer Leverkusen, el otro equipo alemán que disputa la Champions. El 3-0 que le propinó el sábado fue tan convincente que el director deportivo del Leverkusen Rudi Voeller afirmó que el equipo dirigido por Jupp Heynckes se encuentra al mismo nivel que Barcelona y Real Madrid.

Pese a ser un novato en estas lides, el City recibió la etiqueta de favorito. Pero no fue el único de los fuertes que no pudo estrenarse con victoria hace dos semanas.

El campeón vigente Barcelona y Manchester United, que perdió la final, no pasaron de respectivos empates frente a Milan y Benfica.

Pero no deberían complicarse este semana.

Luego de marcar 13 goles en las victorias ante Osasuna y Atlético de Madrid por la liga española, Barcelona visitará el miércoles al BATE Borisov, un modesto club de Bielorrusia por el Grupo H.

Los azulgranas parecen volver a la normalidad tras una sucesión de empates. Lionel Messi marcó su segundo triplete de la temporada ante el Atlético y se ha asociado a la perfección con el recién llegado Cesc Fábregas.

"El Barsa jugó a un nivel muy alto, pero cada día es diferente y no hay ningún equipo invencible", afirmó el delantero David Villa. "Pero vemos la ilusión de la gente. Saben el potencial que tenemos y lo que podemos conseguir, pero somos conscientes de que esto acaba de empezar".

Milan, que empató 2-2 en su visita al Camp Nou pero apenas acumula apenas un triunfo en sus primeros cuatro partidos en la Serie A, recibirá al Viktoria Plzen checo, un debutante que igualó 1-1 con el BATE en la primera fecha.

El United recibirá al Basilea suizo y se ha visto complicado por las lesiones que padecen el delantero Wayne Rooney; los defensores Nemanja Vidic, Chris Smalling y Rafael; además de los mediocampistas Tom Cleverley y Michael Carrick. Como si fuera poco, el delantero mexicano Javier Hernández salió adolorido en los primeros minutos del empate 1-1 contra Stoke el sábado y está en duda.

Después del Bayern-Man City, el otro partido de alto perfil es el que protagonizarán Real Madrid y Ajax en la capital española. El choque reúne a equipos que entre sí acumulan 13 títulos de la Copa de Europa.

El Madrid quiere sumar su segunda victoria tras estrenarse con un 1-0 de visita sobre el Dínamo de Zagreb y viene de golear 6-2 al Rayo Vallecano por la liga española. El Zagreb visita al Lyon, que en la primera fecha empató 0-0 con Ajax.

Uno que intentará recuperarse será el Inter de Milán, que arrancó con una derrota en casa 1-0 ante el Trabzonspor turco en la apertura del Grupo B. Aguarda mejor fortuna en una difícil visita al CSKA Moscú, ahora con Claudio Ranieri como técnico tras el despido de Gian Piero Gasperini.

"Ranieri ha puesto muchas cosas en orden en muy pocos días. Vamos a Moscú con confianza", dijo el argentino Javier Zanetti, capitán del Inter.