Funcionarios estatales de Alabama dijeron el lunes que han desarrollado una forma de verificar el status legal de inmigración de los automovilistas, bajo una nueva ley de inmigración en el estado, sin causar las colas en los tribunales.

El gobernador Robert Bentley dijo que el nuevo sistema ALVerify usa los números de las licencias de conducción y fechas de expiración para verificar el status legal de personas que compren o renueven matrículas de sus vehículos.

El presidente de la asociación de fiscales de Alabama, James Perdue, del condado de Crenshaw, dijo que el sistema posibilita que las renovaciones se sigan haciendo por correo o internet, en lugar de requerir que el dueño del vehículo acuda a las cortes para demostrar que es un residente legal.

La controversial ley de inmigración de Alabama está suspendida temporalmente, en espera de que un juez federal falle esta semana si es constitucional o no.