La superioridad del ataque hizo posible que el Lynx de Minnesota venciese por 103-86 al Mercury de Phoenix en el segundo partido de las finales de la Conferencia Oeste de la Liga Profesional de Baloncesto Femenino de Estados Unidos (WNBA).

La victoria permitió al Lynx barrer la serie al mejor de tres y llegar por primera vez en su historia a las Finales de la WNBA.

La veterana pívot Taj McWilliams-Franklin y la ala-pívot Maya Moore anotaron 21 puntos cada una para encabezar una lista de seis jugadoras del Lynx que tuvieron dobles dígitos.

McWilliams-Franklin, de 41 años, también aportó seis rebotes, siete asistencias y un tapón, mientras que como equipo el Lynx logró 54 por ciento de acierto en los tiros de campo (39-72), el 57 (8-14) de triples y el 71 (17-24) de personal.

La escolta-alero Lindsay Whalen aportó 18 puntos, siete rebotes y cuatro asistencias, mientras que la base Seimone Augustus, que había sido la líder del ataque en el primer partido, esta vez logró 16 tantos para el Lynx, el equipo con la mejor marca de la temporada regular.

El Lynx llega por primera vez a las Finales de la WNBA después de haber competido dos temporadas más en la fase final (2003 y 2004) para quedar eliminado en la primera ronda de la competición.

La entrenadora del Lynx, Cheryl Reeve, como asistenta, y McWilliams-Franklin, de jugadora, formaron parte del equipo del Shock de Detroit que ganó en el 2008 el último de los tres títulos de campeones de la WNBA.

La victoria del Lynx se definió a partir del tercer periodo cuando lograron un parcial de 20-27 después de haber concluido la primera parte cuatro dos puntos abajo en el marcador (45-43).

La defensa del Mercury, que había eliminado en tres partidos al Storm de Seattle, el actual campeón de la WNBA, esta vez no tuvo respuesta para el mejor juego de equipo e individual del Lynx, que en el cuarto periodo sentencio con parcial de 21-33 y racha de 5-15, que iba a ser decisiva.

El Lynx, que en las semifinales de la Conferencia Oeste había eliminado en tres partidos a las Silver Stars de San Antonio, tendrán como rival en la serie por el título de campeonas de la WNBA al campeón de la Conferencia Este que saldrá de la serie que disputan el Fever de Indiana y el Dream de Atlanta (1-1).

El partido decisivo para conocer al campeón de la Conferencia Este se jugará el próximo martes en el Conseso Fieldhouse de Indianápolis.

Las Finales de la WNBA están programadas para que den comienzo a partir del próximo 2 de octubre en el Target Center de Minneapolis, el campo del Lynx.

El equipo de Minnesota tiene la ventaja de campo al concluir la temporada regular con la mejor marca de la liga (27-7).

La escolta-alero hispana Diana Taurasi aportó 22 puntos para liderar el ataque del Mercury, que hace un año también fue barrido en las finales de la Conferencia Oeste por el Storm.

La ala-pívot DeWanna Bonner aportó un doble-doble de 22 puntos y 10 rebotes, mientras que la pívot Seimone Augustus también consiguió 18 tantos y capturó 11 balones bajo los aros.

El Mercury había llegado por tercer año consecutivo y el cuarto en los últimos cinco a las finales de la Conferencia Oeste para ganar el título de la WNBA en la temporada del 2007 y 2009.

El Lynx había ganado tres partidos de los cinco que ambos equipos disputaron durante la temporada regular.