El principal asesor político de la Casa Blanca, David Plouffe, acudió hoy a los principales programas de la televisión estadounidense para promover el plan para la creación de empleos que presentó el presidente Barack Obama que, a su juicio, sirve de "arranque" para la reactivación económica.

En cada foro, Plouffe insistió en la necesidad de que el Congreso de EE.UU. apruebe el plan para la creación de empleos por 447.000 millones de dólares.

El plan incluye recortes tributarios para las empresas y los trabajadores, para la contratación de maestros y la modernización de las escuelas, "cosas que pueden ayudar a la economía a corto plazo y que son importantes para nuestro futuro económico a largo plazo", explicó Plouffe en declaraciones a la cadena ABC.

El plan de empleos "tendría un impacto en la economía... que está demasiado débil y necesita un arranque, y para esto está diseñado el plan", dijo Plouffe a la cadena CNN.

"Podemos actuar ahora, o podemos no actuar. Si actuamos ahora mismo, será para fortalecer la economía", señaló Plouffe, al insistir en que el Congreso debe aprobar el plan, previsiblemente el mes próximo.

Plouffe también acusó a los republicanos de defender los intereses de los más ricos y las corporaciones, en detrimento de la clase media.

En declaraciones a la cadena Fox News, Plouffe dijo que el país afronta desigualdades y que los ricos y las corporaciones ganan "toneladas" de dinero mientras toman ventaja de "un trato preferencial" mediante los recortes tributarios.

Tanto en la ABC como en CNN, Plouffe minimizó las críticas recientes del economista Mark Zandi de que el plan es insuficiente para reactivar la economía del país.

Plouffe señaló que, así como la crisis no se creó de la noche a la mañana, la recuperación económica "tomará más tiempo".

Si el Congreso no toma medidas de inmediato, "la economía se hundirá en un agujero más profundo", advirtió Plouffe, al asegurar que el plan ofrece mayores inversiones en la infraestructura y por, ende, oportunidades de empleo.