Miles de palestinos vitorearon y ondearon banderas el domingo al darle una bienvenida de héroe en Cisjordania al presidente Mahmud Abbas, quien les dijo que había comenzado una "Primavera Palestina" con su histórico discurso del viernes en la ONU.

La popularidad de Abbas se disparó desde que el líder palestino le pidió a la ONU que reconociese a los territorios palestinos como estado, desafiando pedidos de Israel y Estados Unidos de que regrese a la mesa de negociaciones.

Su pedido ha dejado la región en aguas desconocidas y a la comunidad internacional tratando de decidir cómo responder.

Miles de personas se congregaron frente a las oficinas de Abbas en la ciudad de Ramalá para ver al presidente de 76 años a su regreso de Nueva York. Abbas se mostró inusualmente animado, saludando a la concurrencia.

Abbas comparó su campaña con la Primavera Arabe, como se conoce a las manifestaciones masivas que han sacudido al mundo árabe en demanda de libertad. Dijo que un estado palestino independiente es inevitable.

"Le hemos dicho al mundo que hay una Primavera Arabe, pero la Primavera de Palestina está aquí", dijo. "Una primavera del pueblo, una primavera popular, una primavera de lucha pacífica que alcanzará su objetivo", agregó.

Advirtió que los palestinos enfrentan un "camino difícil". "Existen personas que van a ponernos obstáculos..., pero con la presencia de ustedes ellos van a fracasar y vamos a lograr nuestro objetivo", añadió.

Los palestinos quieren crear un estado independiente en Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalén Oriental, territorios capturados por Israel en la Guerra de 1967.

Israel dice que está listo para negociaciones, pero ha rechazado demandas palestinas de cesar las construcciones en asentamientos judíos en territorio reclamado por los palestinos.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu ha rechazado además demandas palestinas de que las fronteras entre Israel y un futuro estado palestino est*ne basadas en las demarcaciones previas a la guerra de 1967.

Horas antes el domingo, el ministro del Exterior de Israel, Avigdor Lieberman, consideró que su gobierno debe aceptar una propuesta internacional para la reanudación de las negociaciones de paz entre Israel y los palestinos.

El Cuarteto Internacional de Mediadores para Medio Oriente afirmó el sábado que ambas partes deben regresar a la mesa de negociaciones dentro de un mes y comprometerse a alcanzar la paz para finales de 2012.

Lieberman dijo que Israel debe aceptar la propuesta del Cuarteto porque no le exige requisitos o condiciones previas. Los palestinos aseguran que las negociaciones se pueden realizar únicamente si incluyen una congelación a la construcción de asentamientos judíos en los territorios ocupados.

Se espera que el gabinete israelí tome una decisión final a la propuesta del Cuarteto en los próximos días.