Un autogol de Richard Dunne en los descuentos permitió que un Queens Park Rangers con un hombre menos lograse el domingo llevarse un empate como local 1-1 frente al invicto Aston Villa en la liga Premier inglesa.

En el tercer minuto del alargue, el defensor irlandés desvió a propia puerta un balón que su compañero Stephen Warnock intentó despejar.

El fallo le impidió al Villa obtener un triunfo que le hubiese dejado en el quinto puesto de la tabla.

Con el primer ministro David Cameron, su hincha más famoso, en las tribunas, el Villa se adelantó a los 58 minutos con un polémico penal convertido por Barry Bannan tras una falta de Armand Traore sobre Gabriel Agbonlahor.

Traore vio la tarjeta roja por doble amonestación a los 89 tras una dura entrada sobre Marc Albrighton. Pero el Villa no supo preservar su ventaja en un dramático desenlace.