El keniano Patrick Makau se proclamó hoy nuevo plusmarquista mundial de maratón, con un sensacional 2h.03:38 y en Berlín, la plaza cuyo héroe indiscutible fue durante años Haile Gebrselassie, cuya marca rebajó su rival en 21 segundos.

Makau, de 26 años, volvía a la capital alemana como el vencedor de la anterior edición, mientras que la presencia de Gebrselassie, tras un año de ausencia, era saludada por los medios locales como el "regreso de la sonrisa".

"Vine a Berlín para ganar. A partir de la segunda mitad de la prueba vi que podía ir a por el récord mundial. Y a partir de ahí me concentré a lograr el gran momento de mi vida", dijo tras su hazaña Makau, la nueva sonrisa maratoniana de Berlín.

Nacido en 1985 en Manyanzwani, en el este de Kenia, el nuevo héroe fue exponente de serenidad y cálculo, sobre un asfalto y una ruta que conoce al milímetro, puesto que antes de vencer en esa distancia en 2010 lo hizo en el medio maratón berlinés de 2008.

La prueba se había presentado como un duelo entre el desafiante Makau, de 26 años, y Haile Gebrselassie, con 38 años y defensor del récord establecido en 2008 en Berlín y hasta hoy vigente, 2h.03:59.

Así fue hasta aproximadamente la mitad de la carrera, en que ambos se mantuvieron en el grupo de cabeza. Ahí el keniano apretó el ritmo, en el kilómetro 27, y Gebre desfalleció.

Por unos minutos parecía que el etíope abandonaba, luego se repuso y hasta defendió el segundo puesto. Finalmente tiró la toalla, superados dos tercios de los preceptivos 42,195 kilómetros.

Makau se despegó de todos y siguió, soberano, en solitario y acompañado de un sol radiante desde la salida y hasta cruzar la Puerta de Brandeburgo. Todo un cambio respecto a 2010, en que entró primero con 2h.05:08 tras una carrera bajo la lluvia.

Berlín se revalidó como "capital" de los últimos cuatro récords mundiales de la distancia -2005, del keniano Paul Tergat; 2007 y 2008, Gebrselassie; y este 2011-.

Makau fue el nuevo rey bajo la Puerta de Brandeburgo, mientras el público seguía jaleando el nombre de Haile, con la esperanza de verle cruzar la meta aunque fuera en algún grupo, lo que no ocurrió.

Fue una fiesta cien por cien keniana, puesto que el podio masculino quedó copado por tres atletas de esa nacionalidad: Makau, seguido de Stephen Chemley y Edwin Kimaiyo. -.

Entre las mujeres, la vencedora fue asimismo keniana, Florence Kiplagat, con 2h.19:36, con la alemana Irina Mikitenko en segunda posición y la plusmarquista británica Paula Radcliffe, en tercera.

El maratón berlinés concentró a más de 40.000 participantes, animados incansablemente por el millón de ciudadanos apostados a lo largo del recorrido, esta vez bajo el sol.