Una fosa común con 1.270 cadáveres fue descubierta hoy en Tripoli por los insurgentes, anunciaron portavoces de la oposición.

Este descubrimiento fue posible gracias a las informaciones suministradas por un simpatizante del régimen de Muamar Gadafi, detenido horas antes.