Rian Lindell convirtió un gol de campo de 28 yardas en el último aliento del partido para que los Bills de Buffalo dejasen atrás una racha de 15 derrotas consecutivas ante los Patriots de Nueva Inglaterra al vencerlos el domingo por 34-31.

Buffalo consiguió la proeza con tono dramático, pues superó un déficit de 21-0 en el segundo cuarto. Los Bills (3-0) ganaron remontando por segunda semana al hilo. En la anterior, perdían 21-3 y terminaron venciendo 38-35 a Oakland.

Ryan Fitzpatrick completó 27 de 40 pases con dos touchdowns y Buffalo derrotó a sus rivales en la División Este de la Conferencia Americana por primera ocasión desde el primer partido en el 2003. La cadena de derrotas seguidas de Buffalo era la tercera más prolongada con un adversario en la historia de la NFL.

Tom Brady conectó 30 de 45 pases para 386 yardas y cuatro anotaciones por Nueva Inglaterra (2-1). Pese a establecer una marca de liga con el mayor número de yardas con pase en un lapso de tres partidos, Brady empató el peor registro de su carrera con cuatro intercepciones. Entre éstas figuró la intercepción de Drayton Florence a un pase de 27 yardas para touchdown.