Sólo un día después de haber conseguido el título de División, el bateador designado David Murphy remolcó dos carreras para llevar a los Vigilantes de Texas a una victoria por 7-3 sobre los Marineros de Seattle.

Los Vigilantes, que sumaron dos victorias seguidas y su segundo título de la División Oeste de la Liga Americana, fueron guiados por el bate de Murphy, que hizo cinco viajes a la caja de bateo y remolcó dos carreras.

En la lomita la victoria se la acreditó el relevo Scott Feldman (2-1) en cuatro episodios completos, permitió cinco imparables, tres carreras, dio una base y retiró a cuatro por la vía del ponche.

La derrota de los Marineros la cargó el abridor venezolano Félix Hernández (14-14) en tres episodios y un tercio, permitió 12 imparables, siete carreras, dio una base y retiró a dos por la vía del ponche.