El mariscal de campo de los New York Jets, Mark Sánchez, dice sentirse en buenas condiciones para participar en la próxima jornada de la NFL, aunque su equipo decidió mandarlo a la lista de lesionados.

Sánchez dijo que se siente bien del brazo y del codo por el golpe que recibió.

"Me encuentro en perfectas condiciones, tanto mi brazo como el codo está bien, después de una ligera terapia con los masajistas del equipo y con los ejercicios en los entrenamientos, me siento en condiciones para salir al campo de juego", dijo.

Señaló que el golpe sobrevino cuando hizo un movimiento para lanzar el balón y entonces sintió el golpe con el casco de un jugador del equipo contrario, pero que el dolor no fue intenso ni la lesión es de cuidado.

Sánchez se golpeó el brazo de lanzar con el casco de Mat Roth, de los Jacksonville Jaguars, durante el partido que ganaron 32-2 los Jets en la segunda semana de la competencia.

Los Jets visitarán a los Oakland Raiders el domingo en la tercera semana de la temporada regular.