La vicepresidenta del Gobierno español y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, consideró hoy que "no es necesaria" una auditoría externa de la banca española como ha sugerido esta semana un alto responsable del Fondo Montario Internacional (FMI) para recuperar la confianza de los mercados.

En rueda de prensa celebrada tras participar ayer y hoy en las reuniones del FMI y el Banco Mundial, Salgado manifestó que el examen realizado por el Banco de España y el hecho de que las instituciones financieras españolas hayan publicado "con detalle" su exposición al sector inmobiliario, motivo principal de incertidumbre, debería bastar.

La ministra respondía a una pregunta sobre las declaraciones realizadas ayer por el director para Europa del FMI, Antonio Borges, quien sugirió, como medida adicional para recuperar la confianza en el sistema financiero español, la idea de recurrir a un "auditor externo" como se hizo durante la crisis en Irlanda.