Una pareja de la Florida regresó tras un mes de vacaciones y se encontró en su vivienda con unos nuevos — y apestosos — inquilinos.

Stephanie y Bill Palieri dijeron al diario Florida Today (http://lb.vg/0FNiL ) que una decena de zorrinos entraron en su vivienda por una ventana abierta. La pareja había visitado a unos familiares para festejar su 58vo aniversario.

Los zorrinos taladraron los tabiques, dañaron los armarios de la cocina y el cableado del horno en su casa de Palm Bay.

Stephanie Palieri dijo que cinco de las alimañas desfilaron recientemente por su cocina mientras tomaba café.

Los Palieris viven gracias a los cheques de la Seguridad Social y carecen del dinero para contratar un exterminador de animales, por lo que varios empresarios les han ayudado. Uno de los exterminadores atrapó un zorrino sin cobrar su canon habitual.