Un gol del argentino Rodrigo Palacio no fue suficiente para evitar el domingo la derrota del Genoa ante el Chievo por 2-1.

Palacio recibió el balón con ventaja del volante chileno Cristóbal Jorquera para anotar a los 47 minutos su cuarto gol en los primeros cuatro partidos jugados hasta ahora.

Chievo, que jugó como local en Verona, empató a los 74 con un gol de cabeza de Sergio Pellissier.

A los 60, el portero francés del Genoa Sebastien Frei paró un penal. La falta fue cometida por el defensor del Genoa Dario Daineli, quien fue expulsado.

Cuando faltaban segundos para el término del encuentro, al cuarto y último minuto de descuento, Daniele Moscardelli marcó de cabeza el tanto del triunfo.

El primer tiempo terminó sin goles, con el Chievo más cerca de llegar a las vallas adversarias, pero lo hizo al inicio del segundo con Palacio a los 47 minutos.

En el Genoa se destacó Jorquera, de cuyos pies se iniciaron todas las acciones de ataque de su equipo, incluso el gol de Palacio. A los 58 minutos fue sustituido por su compatriota Felipe Seymour.

Mientras, en el Chievo, el hombre más peligroso en la primera parte del encuentro fue el centrocampista peruano Paulo Rinaldo Cruzado, que visiblemente cansado fue sustituido a los 55 minutos.

Sin embargo, en general hubo pocas ocasiones de peligro real en el primer tiempo, en un partido dominado por las defensas y con los delanteros imprecisos.

El partido se hizo más interesante en el segundo, que terminó con la merecida victoria del Chievo, que la buscó hasta el final, mientras el Genoa pagó el error de tratar solo de defender el empate.

El sábado, Inter ganó 3-1 al Bologna, el Milan 1-0 al Cesena y Napoli y Fiorentina empataron 0-0.