La Fábrica de Armamento y Municiones del Ejército (Fame) peruano ensamblará los fusiles de guerra israelíes Galil, gracias a una nueva planta inaugurada a las afueras de Lima, informaron hoy fuentes oficiales.

La planta es fruto del Convenio Marco y de Cooperación Industrial suscrita entre la FAME e Israel Weapons Industries (IWI) a mediados de 2010 y, cuando opere a pleno rendimiento, podrá ensamblar unos 2.000 fusiles al mes.

Se espera que los primeros clientes sean las propias Fuerzas Armadas y la Policía peruana, esta última reemplazará unas 10.000 pistolas ametralladoras de segunda mano compradas durante los años 80.

Según el coronel del Ejército Mauricio Quito Sarazu, gerente comercial de la FAME, en una primera etapa la planta ensamblará fusiles del tipo 7,62 por 51 mm, 7,62 por 39 mm y 5,56 por 45 mm, con piezas que serán enviadas a Perú por la firma IWI.

En una segunda etapa se planea que las armas sean fabricadas totalmente en Perú, gracias a la tecnología que brinde la empresa israelí.

A la ceremonia de inauguración asistieron el viceministro de Recursos para la Defensa, Lizandro Maycock, el gerente general de la FAME, el general Juan Morán, y el gerente regional de mercadotecnia de IWI, Nathan Hendler, así como altos mandos del Ejército, la Marina de Guerra y la Fuerza Aérea de Perú.