El gobierno de Barack Obama ha logrado ganar tiempo para zafarse de una situación embarazosa tras el pedido palestino de reconocimiento de su estado ante las Naciones Unidas. Pero quizás ha quedado acorralado.

Estados Unidos y los otros integrantes del llamado Cuarteto del Oriente Medio, una gestión diplomática internacional, establecieron el viernes plazos concretos para la reiniciación de las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos. Washington espera que las nuevas conversaciones dirigidas a concretar un estado palestino convenzan a los palestinos de poner en el congelador su pedido de estadidad plena.

Simultáneamente, comprometerse a esos plazos detallados plantea esperanzas de éxito reñidas con la realidad y sujeta al gobierno estadounidense a un proceso que se desarrollará mientras Obama lucha por la reelección.

En procura de evitar un enfrentamiento por la iniciativa palestina, los miembros del Cuarteto — Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea y las Naciones Unidas — emitieron una declaración en la que exhortan a ambas partes a volver a las negociaciones y concretar un acuerdo a más tardar a fines del año próximo. Mientras tanto hay plazos interinos para el progreso en determinadas cuestiones.

La declaración sólo mencionó al pasar la cuestión del pedido palestino, que suscitó la atención mundial en la Asamblea General de la ONU esta semana.

Dentro de 30 días, dijo el Cuarteto, israelíes y palestinos deberían concertar una agenda para las conversaciones de paz y presentar propuestas amplias sobre territorios y seguridad dentro de los tres meses. El Cuarteto dijo que esperaba que las dos partes logren "progresos sustanciales" en seis meses. Dijo que Rusia convocará a un conferencia internacional en algún momento del proceso.

La secretaria de estado Hillary Rodham Clinton dijo que la declaración era "una propuesta concreta y detallada para iniciar negociaciones sin demoras ni requisitos".

"La propuesta del Cuarteto representa la firme convicción de la comunidad internacional de que una paz justa y duradera sólo puede producirse por medio de negociaciones entre las partes", afirmó. "Por lo tanto exhortamos a los dos bandos a aprovechar esta oportunidad de volver a las negociaciones".