La Unión Europea ha incluido a los ministros sirios de Información y Justicia y al mayor "holding" del país en la lista de responsables y compañías que serán sancionados por la represión de las protestas en ese país, según publica hoy el Diario Oficial de la UE.

La UE ha decidido congelar los bienes y prohibir los visados del titular sirio de Justicia, Tayseer Qala Awwad, por actos como "su apoyo a las políticas y prácticas de detenciones arbitrarias", y al ministro de Información, Adnan Hassan Mahmoud por "apoyar y fomentar la política informativa" del régimen sirio.

También se han hecho públicos los nombres de otras seis compañías sirias que serán sancionadas, entre las que se encuentra Cham Holding -controlada por Rami Makhlouf, primo del presidente sirio, Bachar Al Asad-, el mayor grupo empresarial del país, "que se beneficia del régimen y lo apoya", según el documento oficial de la UE.

Asimismo, serán sancionadas otras dos sociedades controladas por Makhlouf: la compañía de proyectos industriales militares y armamento Souruh y Syriatel, que a través de su contrato de licencia paga el 50 por ciento de sus beneficios al Gobierno.

El listado incluye además a la cadena de televisión siria Addounia TV, también conocida como Dounia TV, responsable de "incitar a la violencia contra la población civil".

Las dos compañías restantes son El-Tel, fabricante y proveedora de equipos de telecomunicaciones para el Ejército, y la constructora Ramak, que ha edificado instalaciones militares, barracones de puestos fronterizos y otros inmuebles para los militares.

Las nuevas sanciones acordadas ayer por la UE y que entran hoy en vigor prohíben también las inversiones en el sector petrolero sirio, así como la entrega al Banco Central de Damasco de billetes y monedas sirias fabricadas en la UE.

Estas nuevas medidas "son necesarias" en vista de que el régimen sirio ha ignorado las peticiones internacionales para cesar la represión, liberar a los manifestantes detenidos y abrir un diálogo nacional, según la responsable de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton.

La Unión Europea, Estados Unidos y otros países han aprobado en los últimos meses diversas tandas de sanciones económicas contra personalidades y entidades sirias en respuesta a la violenta represión de las protestas democráticas en ese país, similares a las de otros países árabes.