La asamblea del Barcelona aprobó el sábado un acuerdo con la Qatar Foundation para llevar el nombre de esa organización en el pecho de la camiseta por los próximos cinco años a cambio de 171 millones de euros (230,7 millones de dólares).

El acuerdo de patrocinio con el Qatar Sports Investment fue ratificado por la asamblea de socios con 697 votos a favor, 76 en contra y 36 en blanco, informó el Barsa.

"Tiene un impacto económico muy sustancial", afirmó el vicepresidente económico Javier Faus, al explicar la decisión de Barcelona de poner publicidad pagada en su camiseta por primera vez en los 112 años de historia del club catalán.

Faus indicó que el acuerdo es "reversible", lo que significa que una futura junta de directores podría "cambiar esta decisión".

"Queríamos solucionar los problemas económicos y que no fuera irreversible", expresó Faus.

El acuerdo fue criticado el viernes por el ex presidente del Barcelona, Joan Laporta, quien negó que el club atraviese una difícil situación económica como afirma su sucesor Sandro Rosell.

Laporta dijo a la AP que el Barsa parece "la selección de Qatar" con el patrocinio de la fundación en la camiseta.

El Barcelona también lleva el nombre de Unicef en la parte trasera de la camiseta, aunque en ese caso, el club le paga a ese organismo de la ONU.

El acuerdo contempla un pago de 15 millones de euros por la temporada en curso 2010-11, y a partir del tercer año el Barcelona podrá elegir si la camiseta sigue llevando el logotipo de Qatar Foundation u otro.

Faus dijo que el contrato le paga al Barsa 15 millones de euros en 2010-11; 26 millones en 2011-12; 29 millones en 2012-13; 30,5 millones en 2013-14; 32 millones en 2014-15; y 33,5 millones en 2015-16. El club recibirá más de 5,5 millones de euros si gana la Liga de Campeones durante ese período.

La asamblea también aprobó el presupuesto para 2011-12, en el que se contemplan ganancias por 20,1 millones de euros después de impuestos.

El director general del club, Antonio Rossich, dijo que el presupuesto se elaboró pensando que el Barsa ganará la liga española, alcanzará las semifinales de la Copa del Rey, los cuartos de final de la Liga de Campeones y la final del mundial de clubes.

Rossich indicó que el equipo contempla ingresos de unos 461 millones de euros, que podrían aumentar a 491 millones si el equipo gana la Champions.

"No se puede caer en la tentación de pensar en cómo gastar estos beneficios. Ganar dinero cada año para recuperar patrimonio no es que sea conveniente, es que es una imperiosa necesidad", señaló el presidente de la Comisión Económica, Ramón Adell.