Santa Fe de Bogotá se impuso 6-5 el jueves al Deportivo Cali en definición por penales y será el rival de Botafogo de Brasil en los octavos de final de la Copa Sudamericana.

El conjunto bogotano, con gol del cañonero argentino Sergio Galván Rey, igualó 1-1 a los 67 minutos y forzó la instancia de los penales. La ganó luego que Hernando Burbano estrelló el balón contra el horizontal.

El defensor del Santa Fe, Juan Roa, venció al arquero de su equipo Camilo Vargas a los 14 minutos.

La confrontación de ida también terminó 1-1 y con un resultado global de 2-2 se apeló a los penales.

Leandro Castellanos, guardavallas del Cali, fue vencido por el argentino Omar Pérez, Roa, Alejandro Bernal, Juan Vélez, Julián Anchico y Hugo Acosta.

Vargas corrió la misma suerte ante Andrés Pérez, Gonzalo Martínez, César Amaya, Bréiner Belalcázar y el argentino Gabriel Fernández. Burbano erró su disparo.

"La clasificación fue muy sufrida pero merecida, Cali ofreció demasiada oposición", dijo Galván Rey, nacionalizado colombiano.

El partido se disputó en el estadio Pascual Guerrero.

Por su parte, Botafogo eliminó a Atlético Mineiro con victorias 2-1 y 1-0.