Cinco personas murieron el viernes en una serie de explosiones al oeste de Bagdad, informaron autoridades iraquíes.

La policía indicó que cinco explosivos fueron colocados el viernes temprano cerca de tres casas y dos estacionamientos en el vecindario de Ghazaliyah, de mayoría sunita.

Las explosiones ocurrieron antes del amanecer e hirieron a 12 personas, entre ellas tres niños y dos mujeres.

Un médico en el hospital al-Yarmouk confirmó la cifra de muertos. Todos los funcionarios hablaron bajo la condición de anonimato debido a que no estaban autorizados a dar información.

La violencia ha disminuido en todo Irak, pero los mortíferos ataques con explosivos y tiroteos todavía ocurren casi diario mientras las tropas estadounidenses se preparan para abandonar el país para finales de año.