El secretario de Seguridad Pública de Río de Janeiro pidió el viernes que se construya una cárcel más segura para alojar a policías acusados de delitos, cuatro de los cuales se han fugado en lo que va del año.

El funcionario, Jose Mariano Beltrame, hizo el pedido después que un diario local publicó fotos de una fiesta organizada dentro de la cárcel por el preso Carlos Ari Ribeiro.

Ribeiro es un ex agente policial acusado de 16 asesinatos que escapó de la cárcel semanas atrás.

La fiscal Isabella Lucas, a cargo del caso Ribeiro, dijo que la cantidad de fugas indica que hubo complicidad dentro de la prisión. Se dijo que Ribeiro escapó a través de un conducto del aire acondicionado, pero el artefacto seguía en su lugar en la celda.