Un grupo conservador republicano llevó su lucha por los votos hispanos a Nuevo México el viernes, en la apertura de una conferencia de dos días en este estado clave para las aspiraciones presidenciales, que es el hogar de una de las estrellas hispanas emergentes del partido: la gobernadora Susana Martínez.

El ex senador Norm Coleman, director general del Hispanic Leadership Network (Red de Liderazgo Hispano), calificó a Martínez como el estandarte de su esfuerzo para hacer al Partido Republicano más inclusivo de cara a la minoría con la que, según él, comparte valores básicos como la familia, la educación y el empleo.

"Los estadounidenses hispanos son de centroderecha, sólo que no siempre actúan de esa manera en el puesto de votación", dijo Coleman.

Más de 400 personas se inscribieron para la conferencia, que incluía un discurso del gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, y declaraciones por vídeo del gobernador de Nevada, Brian Sandoval y del ex gobernador de Florida Jeb Bush. Se prevé que Martínez dará unas declaraciones durante una cena el viernes.

Las discusiones se concentraron en la educación y la creación de empleos, así como la importancia del voto hispano en las próximas elecciones.

Los demócratas de Nuevo México sostuvieron el jueves una conferencia telefónica para arremeter contra los republicanos, a quienes calificaron como hipócritas en su esfuerzo por atraer a los votantes hispanos que tradicionalmente se inclinan por apoyar a los demócratas. Aseguraron que las acciones del Partido Republicano en temas importantes para los latinos son más elocuentes que su retórica.

El presidente del Partido Demócrata en Nuevo México Javier González dijo que los republicanos "hacen estos espectáculos con aviones, perros y ponis, y luego regresan a las políticas que ... son contrarias a los neomexicanos".

Pero Coleman, junto con la directora ejecutiva de la Hispanic Leadership Network, Jennifer Korn, y Fred Malek, el fundador del American Action Network que está detrás de la HLN, defendió sus esfuerzos y aseguró que la formación del grupo representa un compromiso a largo plazo que se mantendrá más allá de las próximas elecciones presidenciales en 2012. Su conferencia inaugural se celebró en enero en Miami.

"Simplemente están nerviosos porque estamos luchando por el voto hispano", dijo Korn acerca de sus críticos.

Y será una dura batalla, dijeron los panelistas.

El encuestador republicano Dan Judy de Ayres McHenry Associates, con sede en Washington, dijo que sus pesquisas muestran que el Partido Republicano tiene problemas significativos con los votantes hispanos, la minoría de más rápido crecimiento en el país que ya cuenta con unos 50 millones de personas.