La agencia de evaluación de riesgos Moody's ha bajado hoy la calificación de ocho bancos griegos y reafirmado la perspectiva negativa que mantiene sobre ellos, al considerar que han aumentado sus riesgos a raíz del empeoramiento de la crisis de la deuda del país helénico.

En un comunicado, Moody's comunicó que les ha puesto la nota "Caa2", dos escalones menos que la que tenían ("B3"), a las entidades Banco Nacional de Grecia (NBG), Eurobank, Alpha Bank, Piraeus Bank, Agricultural Bank of Greece (ATE) y Attica Bank.

Además, rebajó de "B1" a "B3" la calificación del Emporiki, filial del francés Crédit Agricole, y del Banco General de Grecia (Geniki), controlado por la también francesa Société Générale.

La agencia argumenta que dichos bancos están expuestos a un "creciente riesgo" de pérdidas "significativas adicionales" de capital debido a sus inversiones en los depreciados bonos del Estado.

La nota dice que en la evaluación de la situación que inició el pasado 25 de julio, ha tenido en cuenta asimismo el "deterioro" del "entorno económico doméstico", así como la caída de los depósitos y las aún "frágiles posiciones de liquidez" de los citados bancos.

Todas las citadas entidades (que son los principales bancos de Grecia) ya habían perdido, en sucesivas rebajas previas de su ráting, el estatuto de "inversión" del sistema de calificación de la agencia.