El presidente de la República Dominicana, Leonel Fernández, asegura que, cuando abandone el poder tras las elecciones del próximo mayo, lo hará con la "satisfacción" de haber cumplido con su deber como mandatario y con la tranquilidad de que su partido haya elegido como candidato a Danilo Medina.

"Me voy con la satisfacción del deber cumplido", aseguró el mandatario dominicano en una entrevista con Efe en Nueva York, donde participó en los debates de la Asamblea General de Naciones Unidas y donde hoy continúa su visita con una agenda de carácter privado.

Fernández considera que durante su último mandato, iniciado en 2008, ha realizado sus "mayores esfuerzos" para lograr que "la República Dominicana avance institucional, económica y socialmente", así como "en aspectos culturales y en términos de infraestructuras", y haya logrado "una mayor presencia en cónclaves internacionales y los mercados".

"Por supuesto, soy consciente de que siempre hay problemas y dificultades, y de que la democracia es un proyecto político en permanente construcción que no se agota con un período de Gobierno o poder, sino que es algo que se puede mejorar y avanzar constantemente", explicó Fernández.

El presidente indicó que siempre hay "muchas cosas que quedan en el tintero" y que siempre se pueden mejorar todos los temas que afectan a un país, por lo que reconoció que, en el caso de la República Dominicana, su voluntad ha sido "contribuir" a que el país avance, "pese a que nunca se pueden cerrar los expedientes".

"Nunca se resuelven temas como la educación, la salud o el suministro de agua potable. Uno hace aportes que constituyen un legado que debe ampliarse más adelante", dijo Fernández, que se mostró esperanzado en que, "cuando desaparezca el conflicto político inmediato" de las elecciones, se reconozcan sus contribuciones.

El mandatario se mostró satisfecho ante la elección en el seno de su partido, el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), de Danilo Medina como candidato a la presidencia en los comicios de mayo.

"Danilo tiene una visión muy clara de lo que el país necesita en estos momentos y lo ha expuesto con claridad. Tiene el respaldo de toda la organización y mi apoyo personal incondicional para que se convierta en el próximo presidente", dijo Fernández, quien alabó el conocimiento que Medina tiene del Estado "por dentro".

El presidente dominicano evitó hablar, sin embargo, del expresidente Hipólito Mejía, quien será candidato por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y solo comentó que "hay un mandato presidencial suyo que está a juicio y escrutinio del pueblo dominicano. Solo añadiré que 'por sus hechos los conoceréis'".

Fernández aseguró que es "consciente de que hay dificultades" pero animó al pueblo dominicano a que "no pierdan el optimismo ni la fe de que siempre, con el esfuerzo de todos, la República Dominicana avanzará".

El presidente intervino el jueves en la Asamblea General de la ONU, donde presentó un proyecto de resolución con medidas de regulación que garanticen la transparencia de los mercados y la estabilidad de los precios de los alimentos, para que no sean tratados como activos financieros.

En su entrevista con Efe, reconoció que ese problema afecta desmesuradamente a su país, por lo que ve de vital importancia que se adopte esa resolución, para la que dice contar con el apoyo de la mayoría, que ha confirmado en sus encuentros bilaterales en Nueva York.

Fernández recordó que, pese a que su país resistió como la mayoría de Latinoamérica los efectos de la crisis financiera de 2008, una segunda recesión tendría "efectos catastróficos para la economía mundial", aunque se mostró esperanzado en que ésta "no se produzca y quede en un debilitamiento en el crecimiento".

Fernández debía regresar hoy a su país, pero alargará hasta el domingo su estancia en Nueva York, donde no descarta mantener encuentros con la amplia comunidad dominicana que vive en la zona, aunque por ahora todas sus reuniones durante estos días serán de carácter privado.