La Casa Blanca exigió hoy al presidente yemení, Ali Abdulá Saleh, que firme el acuerdo patrocinado por el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y abandone el poder.

En declaraciones a la prensa, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, condenó el uso de la violencia en Yemen y lanzó un llamamiento a Saleh para que abandone el poder y permita que el país árabe "pase página".