La FIFA suspendió por 26 meses al dirigente del fútbol caribeño, Colin Klass, por su participación en un escándalo de sobornos en el que estuvo involucrado el ex candidato presidencial Mohamed bin Hammam.

Klass fue hallado culpable de tres violaciones al código de ética de la FIFA, incluyendo incumplir las reglas de confidencialidad y no divulgar "evidencia de conducta indebida".

"El comité de ética de la FIFA, bajo la dirección de Claudio Sulser, decidió hoy suspender al presidente de la federación de fútbol de Guyana, Colin Klass, de cualquier actividad relacionada con el fútbol (administrativa, deportiva o cualquier otra) por un período de 26 meses", señaló la FIFA en un comunicado.

La FIFA expulsó a Klass hasta octubre de 2013 y también le impuso una multa de 5.000 francos suizos (5.500 dólares). El dirigente puede apelar el castigo.

Klass perderá sus puestos en los comités de la FIFA de futsal y fútbol de playa, y la presidencia de la federación de Guayana que encabeza desde 1989.

La FIFA investiga a otros 15 dirigentes caribeños por sospechas de que recibieron ofertas o aceptaron 40.000 dólares en efectivo para respaldar la candidatura de bin Hammam en las elecciones contra Joseph Blatter.

Bin Hammam retiró su candidatura y luego fue expulsado de por vida.