Un cubano detenido bajo sospecha de pertenecer a al-Qaida ha sido excarcelado, pero su conducta sigue siendo investigada y tiene que presentarse diariamente en una comisaría policial, dijo el viernes un funcionario de la corte.

El juez adoptó la decisión tras interrogar al sospechoso, detenido el lunes en la isla de Mallorca, donde reside.

El funcionario habló a condición de guardar el anonimato según la directrices del tribunal.

La identidad del cubano no fue facilitada por las autoridades.

Un parte policial indicó que el sospechoso "fue sometido a un proceso de radicalización en los últimos años", intentó reclutar a otros para integrarlos en la organización islamista, ensalzó al terrorismo y formuló amenazas no especificadas.

La nota agregó que produjo muchos videos accesibles en YouTube en los que ensalzó a al-Qaida y sus objetivos.