El presidente de Ecuador, Rafael Correa, y su ministro de Exteriores, Ricardo Patiño, no intervendrán hoy en nombre de su país en la Asamblea General de la ONU tal y como estaba previsto, confirmaron hoy a Efe fuentes diplomáticas.

La ONU retiró de su lista oficial de oradores en este jornada al representante de Ecuador, que será el embajador ante Naciones Unidas, y por tanto al ser un rango de menor nivel que jefe de estado o ministro, su intervención se trasladó al lunes o martes.

Sin embargo, tanto Correa como Patiño se encuentran en Nueva York desde hace días desarrollando una intensa agenda bilateral.

El mandatario ecuatoriano dijo la semana pasada en Quito que no hablaría en la ONU por considerar que es un foro que "no sirve".

Patiño abogó el martes en una entrevista con Efe por una reforma en profundidad de Naciones Unidas que "ya no esta cumpliendo su papel" de asegurar la paz.

Criticó especialmente el funcionamiento del Consejo de Seguridad, que otorga el derecho a veto a cinco países (China, Reino Unido, Francia, Estados Unidos y Rusia), por ser "un anacronismo" que procede de la Segunda Guerra Mundial, y propuso que este constituido por bloques regionales.

El presidente ecuatoriano tiene previsto pronunciar hoy una conferencia en un centro académico de Nueva York y tiene programada un visita a la ONU para pedir financiación internacional para la iniciativa medioambiental ecuatoriana Yasuní.

Correa se reunió el jueves con compatriotas en Nueva Jersey, pero dicho encuentro estuvo rodeado de polémica porque el alcalde de Union City, Brian Stack, se negó a reunirse con el mandatario.