El Gobierno español aprobó hoy la oferta pública de venta de Loterías del Estado como parte del proceso de privatización del 30 por ciento de la sociedad estatal, en una operación que supondrá la mayor salida a bolsa de España y una de las mayores de Europa.

El ministro de Fomento y portavoz del Gobierno, José Blanco, anunció la medida en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Ministros, y explicó que la oferta se dirige tanto a inversores institucionales como a minoritarios.

Dependiendo de la valoración, Loterías se convertirá en la séptima u octava empresa del principal selectivo de la bolsa española, el IBEX-35, por capitalización, que el presidente de la compañía, Aurelio Martínez, estimó en junio que rondaría los 21.000 millones de euros.

Fuentes del mercado indicaron que el Estado español espera recaudar alrededor de 7.000 millones de euros con la operación, aunque los fondos obtenidos no pueden ser destinados a reducir el déficit público porque no se trata de un ingreso corriente.

Del 30 por ciento de la empresa que saldrá a Bolsa, el 40 por ciento se ofrecerá a instituciones, incluidas las internacionales, y el resto a minoristas.

Una vez obtenido el visto bueno del Consejo de Ministros, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) debería aprobar el folleto de la emisión a finales de la semana que viene, lo que permitiría a Loterías abrir los libros y comenzar con la gira ante inversores el lunes 3 de octubre.

De este modo, el estreno bursátil podría tener lugar el 20 ó 21 de octubre.

Los bancos que coordinarán la operación son Goldman Sachs, JP Morgan, UBS, Crédit Suisse, BBVA y Santander.